10 acciones para cuidar el agua que no se te habían ocurrido

No dejar el agua correr, tomar duchas más cortas, lavar el auto usando sólo una cubeta. Son acciones para cuidar el agua muy conocidas. El problema es que NO resolverán el problema de la crisis mundial del agua.
¿Por qué? ¿Qué más podemos hacer para cuidar el agua?

El agua que nos queda

Cuando el primer ser humano en observar la Tierra desde el espacio describió lo que vio, la llamó el planeta azul.
Casi tres cuartas partes de la superficie terrestre son agua.
De esta cantidad, el 97% es agua salada, y del 3% de agua dulce restante, sólo el 1% puede usarse para consumo. Esto equivale al tamaño de una cucharita de té en un balde lleno de agua.

gráfica que muestra el total de agua en la tierra disponible para consumo humano
De toda el agua existente en el planeta, sólo el 1% está disponible para consumo humano

Pero no toda la “cucharita” va directamente a nuestros hogares.

  • El 70% de esta agua se utiliza en la agricultura (en México es el 77%).
  • El 20% o más se usa en la industria,
  • y únicamente el 10% o menos es agua que se usa directamente en los hogares.

Por eso las acciones para cuidar el agua que podamos hacer individualmente en realidad no lograrán resolver el problema por sí mismas. Eso no quiere decir que cuidar el agua que usamos en casa no es necesario, nunca debe desperdiciarse.  Pero comprender las razones de esta crisis hará que nuestras acciones para cuidar el agua sean más efectivas.

Entender qué es el agua

Podríamos decir que el agua es un bien común, un derecho humano. Pero la realidad es que actualmente se utiliza más bien como el “insumo barato de los procesos de un negocio rentable”.

Dos negocios multimillonarios definen en gran parte el uso que se da al agua:

  • el de los alimentos
  • y el de la vestimenta.

Estos dos negocios requieren de la agricultura para funcionar.
El problema con la agricultura es la forma en la que se hace. La producción de alimentos y fibras que se demanda en países ricos es excesiva debido a los subsidios y a las barreras de mercado.
Se produce más de lo que se consume.
Esto hace que los métodos de cultivo sean insostenibles y dañen al ambiente, por ejemplo el uso desmedido de químicos.
También ocasiona que los precios a los consumidores se eleven y que los productores de los países que no cuentan con esos subsidios recurran a técnicas de producción masiva que dañan al medio ambiente para poder competir.

Como lo expresó Claude Martin Ex – Director General de WWF Internacional:

“Persuadir a los gobiernos y a las empresas para que los agricultores cambien a una forma de vivir y trabajar que sea sustentable ambiental, social y económicamente, es uno de los más grandes retos que enfrentaremos en el siglo XXI”.

el uso indebido del agua en la agricultura intensiva es un grave problema, no todas las acciones para cuidar el agua son responsabilidad de los individuos
Algunas acciones para cuidar el agua son responsabilidad de los grandes negocios, como el de la agricultura

Comprender el uso que se hace del líquido vital en la agricultura puede ayudarnos a llevar a cabo acciones para cuidar el agua que sean más conscientes y efectivas.

Todos los procesos de producción involucran el uso de grandes cantidades de agua. Desde el riego hasta mecanismos de transformación de los materiales, o el agua que se usa para enfriar maquinarias, etc. Todo suma al consumo de agua.

Analicemos un poco este asunto.

¿Cuidar cuál agua?

¿Qué acciones para cuidar el agua nos vienen a la mente? Tal vez:

  • cerrar la llave mientras te cepillas los dientes
  • reducir el tiempo para bañarte
  • reparar las goteras en casa

Y eso está muy bien. Sin embargo el asunto va más allá de lo que podemos ver. Todo lo que compramos y usamos involucra el uso de agua.

“Una taza de café consume 130 litros de agua”

Por ejemplo, cuando bebemos una taza de café, generalmente pensamos que consumimos 125 ml de agua. No obstante, para crecer el grano se requirió agua, que pudo ser agua de lluvia o riego, lo mismo que para los procesos de secado, tostado, molido y empaquetado. En promedio, para nuestra taza de café fueron necesarios 130 litros de agua durante todo su proceso de elaboración.

Por ello nuestras acciones para cuidar el agua pueden ampliarse para abarcar otras áreas de las que quizás no éramos conscientes.

Una autora sobre este tema lo resume así:

“las claves son conservación y consumo más consciente”

Acciones para cuidar el agua que tal vez no conocías

A continuación te presentamos algunas acciones para cuidar el agua que tal vez sean nuevas para ti.

Algunas son “para los más valientes”, pero no tienes que hacerlas todas.

¿cuáles sí podrías llevar a cabo?

  1. Acaba con esa pizza:
    Se utilizan 1,259 litros de agua para producir una pizza margarita. Antes de ordenar, calcula exactamente cuánta pizza consumirás, y piénsalo dos veces antes de tirar esa rebanada sobrante a la basura.
  2. Se vegetariano un día a la semana:
    Se requieren 1,480 litros de agua para producir un kilo de carne de res, mientras que para un kilogramo de frijoles se usan sólo 103 litros.
  3. Come las “tapas” del pan:
    ¿Eres de los que le sacan la vuelta a esas rebanadas al inicio y al final de la bolsa del pan comercial? Desperdiciarás 90 litros de agua menos por cada sándwich hecho con estas rebanadas.
  4. Conoce la huella hídrica de tu comida:
    De hecho cada alimento que eliges utiliza una cantidad determinada de agua para su producción. Ser más consciente de tus elecciones ayudará mucho a cuidar el agua. En este link puedes conocer la huella hídrica de tus alimentos.

    todos los alimentos utilizan agua para su producción, saber cuákl es la huella hídrica de nuestros alimentos es una de las acciones para cuidar el agua
    Planificar tus alimentos es una de las más importantes acciones para cuidar el agua
  5. Usa una playera “reciclada”:
    Ya sea que la compres en una tienda de segunda mano, o la heredes, ¡ahorrarás más de 2,000 litros de agua! ¿cuántas playeras necesitamos tener, de todos modos?
  6. Instala paneles solares en tu hogar:
    En México se utilizan cada año más de 4,000 millones de metros cúbicos de agua para enfriar las plantas termoeléctricas de energía. Esto equivale a vaciar 180 albercas olímpicas cada hora.
  7. Apaga la luz:
    Un foco de 100 W encendido por una hora desperdicia 9.5 litros de agua que se requieren para generar esta energía.
  8. No le bajes todavía:
    La persona promedio orina 6 veces al día. Eso significa unos 28 litros de agua que se va por el inodoro. Tal vez te suene extremo. Para algunos esperar un poco antes de jalar de la palanca es una forma de cuidar el agua.
  9. Sáltate un baño:
    Se consumen entre 50 y 100 litros de agua por cada ducha. Tal vez suene a broma adolescente, pero reemplazar un baño completo por una limpieza parcial pero efectiva, sí puede contribuir a cuidar el agua.
  10. Investiga más el tema:
    Realmente ¿qué tan grave es el problema? ¿cuáles son las soluciones efectivas? Por a trabajar a tu curiosidad y busca información sobre acciones para cuidar el agua, el resultado podría sorprenderte.
saltarse un baño es una de las más creativas acciones para cuidar el agua, aunque no es para todos
Saltarse un baño de vez en cuando es una de las más creativas acciones para cuidar el agua, aunque no es para todos

¿Te gustaría intentar estas acciones para cuidar el agua? Algunas tal vez te suenen un poco extrañas. Pero quizás ahora ya sabes más sobre la cantidad de agua que se utiliza en los procesos para fabricar los bienes que consumes y en tus actividades cotidianas. Así las acciones para cuidar el agua que llevemos a cabo resultarán más eficaces. Con suerte haremos un uso más responsable de nuestras posesiones, y seremos más conscientes del impacto de nuestras decisiones.

Informarse sobre el problema del uso mundial del agua es una de las acciones para cuidar el agua más importantes que podemos tomar. El que los ciudadanos nos entreremos de los mecanismos políticos y comerciales detrás del uso del agua en el mundo, es de gran importancia. Si investigas un poco, tal vez encuentres otras acciones para cuidar el agua que podrías llevar a cabo y que lograrán cambios más significativos.

En BAMSA además de fabricar equipos de bombeo para pozos de agua profundos, estamos sumamente interesados en difundir información sobre cómo cuidar el agua.